Paradojas

lunes, 23 de diciembre de 2013

NAVIDADES

Una de cal y otra de arena como decimos acá....el primero con una sonrisa, el que sigue como reflexión


sin navidad
Amanecía. Miró con impaciencia debajo del arbolito de Navidad. Ramita que había sacado de la barda y adornado con lo único que tenía: el collar que había sido de su mamá y unos farolitos que hiciera con papel de revista.
Tanto hablar de regalos, de Papá Noel, de reyes, de espíritu navideño…quería probar si era verdad.
Bajo el farol de la calle, se iluminaba un “árbol” y una ilusión. El callejón era tranquilo, sólo los gatos molestaban de vez en cuando. Los otros estaban más al sur en la toma. Así que su lugarcito era privado.
La calle hacía días que se había vestido  de fiesta y  su corazoncito anhelaba sentir ese abrazo de cariño en un  regalo  que nunca tuvo.
Pasaba por allí el Juano, linyera conocido de la región, con su eterna botella en la mano y al ver la escena, se acercó lentamente y muy despacio, la colocó debajo del árbol. El huérfano de padres y de otras tantas cosas, echó el pico a la boca y mucho después, siguió durmiendo, bajo el cielo.

 


jueves, 22 de agosto de 2013

Grisado cielorío



Hoy te escondes
en oscuras sensaciones
de piedras y llanto
se olvidaron los colores
se marchan los pájaros
y el grisáceo cielo
estremece los álamos.
Y te repites
en mis pupilas de ayer
buscando nuevos bríos
cantas en auras silenciosas
en el reflejo de nuevos pasos
cuando en brotes tiernos
la primavera te amanezca.



lunes, 19 de agosto de 2013

Mundo otro mundo

 
Con niños correando descalzos
porque tienen ganas
mejillas tersas y risa canturreada
el hambre satisfecha
y amor en su alma.
Naturaleza pródiga
exuberante y calma
alimentando con su belleza
bridándonos su maná
cada noche    cada alba.
Donde el poder sea la bondad
y el tiempo no se cuente en etapas
lo que hagamos vuelva
ahí nomás a la vida
sin esperar un mañana.
La voz de los jóvenes ancianos
sabios de mil vidas pasadas
en manos que abracen y curen
en la mirada alegría  y paz
una Tierra azul y verde hermanada.
Los otros animales nos miran
sin miedo y hasta nos hablan
vivimos todos en armonía
humanos   flores   abismos   cielo
nos ilumina infinito prana.
El Hombre mágico y puro
puede todo y no quiere nada
en semillas de luz recorre el mundo
agradece y da     mira y ve
en nuestra Tierra ahora plena.

domingo, 16 de junio de 2013

Día del Escritor Día del Libro

Castillo y espada

De los nuevos años vestirás
luces risas y tal vez lágrimas
pero tu vuelo será tu escudo
tu pluma la magia
cabalga por siempre en la memoria
alma redimida en la palabra.

Súbete en el arco iris
y vuela feliz hacia la vida
de los verdes bajo tus alas
flores de rocío reirán claras
y cada nube será tu castillo
y cada estrella tu espada.

jueves, 6 de junio de 2013

Diferentes dos




En el pequeño parque todo era bullicio. Niños de todas las edades correteaban y jugaban hasta en las posiciones más absurdas. Había uno, por ejemplo,  que daba vueltas carnero y cuando estaba enroscado, se quedaba en esa postura  un largo rato y miraba al mundo. Toboganes, hamacas y subibajas eran un concierto de movimiento y colores de trenzas, pies, ojos y manos.
Luki estuvo un rato largo esperando tras un árbol. De donde venía no había tantos niños. Se acercó con timidez y la niñera que cuidaba, sentada en el banco amarillo, lo espantó con la mano. Algunos corrieron asustados. Otros lo miraron con indiferencia desde sus juegos.
Y, muy lindo no era (según los valores humanos). Pequeño, patizambo, narizón y con la cabeza casi perdida en un sombrero puntiagudo. Intentó dos o tres veces hablarles, pero no lo escuchaban o no lo entendían. Ya estaba por darse por vencido, con un brillo raro en el  borde de los ojos, cuando la vio.
Una nena, con ojos vacuos, sentada en el pastito, parecía escuchar todo. Cuando le habló, dio vuelta la cabeza y no se fue.
-Hola. Me llamo Luki  ¿y vos?-le preguntó.
-Bea. ¿No es una ironía?

No. Es bonito-le contestó mientras se acomodaba a su lado.
-¡Siempre me traen y aquí me dejan!....porque  no puedo jugar como ellos.

-¡Juguemos nosotros entonces!- Y Luki comenzó a contarle un cuento. De árboles llenos de flores y animales enormes (porque él los veía a todos enormes). De cascadas ruidosas y pájaros de colores. De gotas mansas besando la tierra y gordas nubes remolonas…
Bea,  en su imaginación, vivía cada palabra, cada vuelo, cada flor y con una sonrisa en los labios, estiró una mano y tocó su rostro.
-Eres raro- le dijo.
-Ustedes también-…y siguió compartiendo ese mundo, distinto para él, redescubierto   en palabras.
Cuando ya atardecía, convencidos de que se volverían a encontrar, se despidieron felices. Felices en su nuevo y único juego.
Y justo cuando un rayo de sol hacía brillar el moreno rostro de su amiga, Luki miró hacia atrás, antes de internarse en el bosque.

Cuento de la Antología  Cuando el viento habla.-Centro  Escritores Ing. C. Cipolletti-2013




viernes, 31 de mayo de 2013

Almas sin sombra



ROCAS BLANCAS. PÉTREAS.
CON ALMIDON HAN ATADO
LAS ALMAS.
FALTAN LOS GRITOS. MUCHOS.
PARA QUE RESQUEBRAJEN
SU DUREZA.
VOLVIENDO AL MOVIMIENTO,
A LOS MATICES, A LA ESENCIA,
DE LA VIDA.

ALMIDONARON LAS ALMAS...
CALLARON LOS LABIOS...
AMORDAZARON EL MUNDO
PARA QUE NO GIRE.
¡NO SE ESCUCHAN VOCES!
SEPARARON LAS SOMBRAS,
ESAS QUE ESTAN DE DÍA
Y LAS ALMAS ¡AY!
¡HAN QUEDADO VACIAS!
Imagen de la Web


miércoles, 15 de mayo de 2013

Cadenas


Imagen de la web

De este cuadro salió este micro:
"El camino de cadenas giró sobre sí mismo abriéndose, para dejarlo salir. Y cuando él salió, pensativo buscaba el camino en las cadenas..."